No es cuestión de Amor…

Los matrimonios arreglados siguen representando en India la gran mayoría, a pesar de la modernización y del exagerado romanticismo de sus películas (Bollywood), los matrimonios por amor siguen siendo una minoría. Y aunque sea difícil de creer, India tiene uno de los índices de divorcios más bajos del mundo, fracasa 1 de cada 1000 matrimonios.

Si me lo contaran, diría que el matrimonio arreglado es una tradición prehistórica y atroz! Pero después de vivirlo de cerca, estudiarlo y ver a tanta gente “felizmente” casada, podría decir que al parecer da resultado, sólo que para nosotros el matrimonio es el climax de una relación y para ellos es sólo el comienzo…

A ver si me entienden un poco……

Conversando con uno de mis jefes, me contó que su matrimonio fue arreglado, vio a su futura mujer sólo 1 vez antes del gran día y a los 6 meses de casados, ya estaba enamorado. Ama a su señora y no puede estar más agradecido de sus padres por haberla escogido como su mujer. Al día siguiente de casarse, ya tenían que dormir juntos y a los 10 días, se fueron de luna de miel. Yo le comentaba que eso era como dormir y viajar con un extraño! Y lo reconoce, pero dice que es lo normal en estos matrimonios. Tiene una hija de 16 años y ya me tiene invitada a su matrimonio cuando cumpla 25. Ahora que trabaja en una ONG internacional, está un poco más abierto al matrimonio por amor, pero dice que la opción del matrimonio arreglado también es muy cómoda, porque si no te enamoras y/o no encuentras a nadie para casarte, les pides a tus papas que te busquen a uno… (desde ese punto de vista, no es tan mala idea).

tumblr_mfgj68w40R1r568bqo1_500

Bueno, y si los padres no te pueden ayudar, en los diarios y en Internet hay una gran cantidad de anuncios de personas de ambos sexos que buscan pareja para contraer matrimonio (www.shaadi.com o www.bharatmatrimony.com).

A una de mis enfermeras, le pregunté qué pasaba la primera noche de casados (el tema de dormir y acostarse con un extraño me tenia intrigada) y me contó que en su caso, a pesar de que dormían juntos, ella le pidió un tiempo. Tuvieron que separarse por el trabajo de cada uno, y pasó 1 año y medio hasta que ella aceptó o más bien se resignó a que ya no podía arrancar mas. Ahora está enamoradísima de su marido, pero me dice que el tema la tenía muy nerviosa. Además, cuando se casó tuvo que irse a vivir a la casa de sus suegros a un pueblito (sin el marido porque él vivía en otro pueblo). La familia era tan conservadora que nunca más pudo usar jeans, la obligaron a ponerse sari. Imagínense vivir en la casa de tus suegros, que ni siquiera conoces y mas encima sin tu marido! Que duro!

Bueno, la siguiente entrevista (jajaja) fue a un amigo indio que tiene 28 años y sus padres le están arreglando un matrimonio. Me dice que la conoce, porque sus padres son amigos hace años y desde que están en conversaciones las dos familias (porque esto es un negocio), su mamá lo estimula para que salga con esta niña antes de que se casen y así se conozcan un poco más. Yo le preguntaba ¿y qué pasa si la no te gusta para nada? El me respondió que todavía podía echar pie atrás… pero no es el caso. En abril cumple 29 años, así que tiene que casarse antes de que los cumpla, porque el matrimonio es a edades pares y a los 30, ya no se consiguen buenas mujeres.

Nuestro profesor de hindi, antes de escoger su mujer, entrevistó a 5 mujeres para poder escoger la que sería la afortunada. Otro amigo, lleva 3 años de relación con su novia, y hace unos días, ella le contó que se tenía que casar… ufff! Los padres de ella nunca aceptarían a un novio de una casta inferior, por lo que sabían desde un comienzo que su relación tendría fin. Aquí es muy común estar con alguien sabiendo que tu relación no tiene ningún futuro, ya sea por la casta, la religión, el dinero, etc.

En el libro “La Ciudad de la Alegría” de Dominique Lapierre describen como el padre de la novia, vende hasta sus huesos (literalmente) para que su hija se case con un buen hombre. Por tradición, las mujeres tienen que pagar una dote a la familia del novio (legalmente está prohibido), que puede ser desde un auto hasta un televisor. El problema es que muchas familias tienen que endeudarse para poder pagar esta dote. En 2005, hubo 6787 muertes relacionadas con la dote, y eso que muchos casos no se reportan (Lonely Planet India, Edición N°12). Es decir, sale caro tener una hija mujer en India! Y es por eso también que está prohibido saber el sexo de los hijos antes de que nazcan, por el aumento de abortos de fetos femeninos.

La psicóloga, Patricia Collyer, en su reportaje “¿Cuan verde es el pasto del vecino?, refiere que “en sociedades donde los matrimonios son pactados por los padres hay mejor pronóstico de éxito: la pareja debe luchar por construir de inmediato el lazo, el vinculo (el amor). Algo lo que en las sociedades donde nos dejan elegir “libremente”, solo se nos hace patente al momento en que enamoramiento fisiológico declina.”

http://www.emol.com/tendenciasymujer/Noticias/2012/11/27/23513/Cuan-verde-es-el-pasto-del-vecino.aspx

Después de todo, parece que el matrimonio arreglado no es tan terrible como pensaba…

tumblr_mdqv4uPiQ71r5urpdo1_500

Anuncios

¿Todavía existen las castas?

Cita

La verdad es que hace rato que quería escribir un blog acerca del sistema de castas en India, pero nunca pensé que me iba a costar tanto. Luego de consultar wikipedia, lonely planet, a Vikash, el farmacéutico, Nutan, la enfermera supervisora, Shree, el profesor de hindi y a Raman, el epidemiólogo, me queda un poco más claro cómo funciona este arcaico sistema.

A pesar de que la Constitución India NO reconoce el sistema de castas, éstas siguen teniendo una considerada influencia, especialmente en la India rural, donde la casta en que se nace determina el status social dentro de la comunidad, la vocación (que profesiones puede desempeñar) y el matrimonio (con quien puede casarse).

De acuerdo a la tradición, las castas son la estructura básica social de la sociedad Hindú (es decir, son derivadas del hinduismo). Cada hindú nace en una de las 4 varnas o castas: (estas castas fueron asignadas a los primeros integrantes de las familias, no es que uno nace ahora y se le asigne una casta).

  1. Brahmin: Sacerdotes y académicos. Es la casta más alta y se dice que emergieron de la boca del Dios Brahma en el momento de la creación. Este grupo es el único que tiene acceso a los textos sagrados o vedas.
  2. Kshtriya: Gobernantes y soldados. Se dice que emergieron de los brazos de Brahma.
  3. Vaishya: Comerciantes. Se dice que emergieron de los muslos de Brahma.
  4. Shudra: Artesanos, campesinos y trabajadores. Los pertenecientes a esta casta se dice que emergieron de los pies de Brahma y son, por lo general, los siervos de las castas más altas.

Por debajo y fuera de estas 4 castas están los Dalits, también conocidos como los Intocables o Paria, los cuales trabajan como barrenderos, lavanderos de ropa, jornaleros sin tierra o limpiadores de letrinas. Para mejorar la posición de los Dalits, el gobierno reserva un considerable número de cargos en el sector público, en el parlamento y en las universidades. Sin embargo, la mayoría de los Dalits prefiere convertirse al budismo, ya que esta religión rechaza el sistema de castas hindú, lo que a veces no evita que sufran discriminación por la sociedad hinduista.

caste

Además, cada una de estas castas tiene miles de jati o grupos de familias o comunidades sociales, por lo que podríamos decir que en India no hay sólo 4, sino que miles de castas!

La única forma de cambiar tu casta es viviviendo una vida rigurosa y cumpliendo con tu dharma (deber moral). Así, aumentan las posibilidades de renacer en una casta más alta. Alternativamente, si durante esta vida se ha acumulado un mal karma (conducta o acciones), el renacimiento puede tomar la forma de un animal. Pero es sólo como un humano que se puede alcanzar el suficiente autoconocimiento para escapar del ciclo de reencarnaciones y lograr la liberación o moksha.

¿Queda un poco más claro? ¿Preguntas? El próximo blog será acerca de los matrimonios arreglados en India…

Ser . Viuda . En . La . India

Destacado

A pedido de la Aleja, les adjunto un abstracto de este muuuuy interesante artículo “Ser viuda en la India” escrito por Cristina Morató. Si quieren el reportaje completo, lo encuentran en: http://www.hoymujer.com/Hoy/entre-nosotras/viuda-India-Cristina-Morato-676349042012.html

“SER VIUDA en la India significa estar muerta en vida, y así es como muchas de ellas se sienten. Después de la pérdida del esposo, pasan a pertenecer a la casta de los intocables, la más baja de la escala social. En ese mismo instante comienza su terrible condena: vestirán siempre de blanco con una pieza de tela sin coser, llevarán la cabeza rapada y lucirán una marca de ceniza en su frente. Les arrancarán los ornamentos, las despojarán de todas sus posesiones y de su estatus social, y comerán una sola vez al día. Además, serán repudiadas por su propia familia, y sufrirán todo este castigo únicamente por haber sobrevivido a su esposo. Aunque la ley prohibió el rito del sati, que las obligaba a inmolarse en la pira funeraria de sus maridos, muchas mujeres prefieren, incluso hoy, suicidarse antes que vivir como viudas y pasar a ser intocables.

A UNOS CIEN kilómetros de Delhi, capital de la India, se encuentra la ciudad sagrada de Vrindavan, donde, según la tradición, el dios Krisna pasó su infancia. Ahora se la conoce como “la ciudad de las viudas” porque más de veinte mil mujeres, llegadas desde los lugares más remotos del país, sobreviven en sus calles gracias a la caridad. Al menos aquí, aunque viven en la más extrema pobreza y abandonadas a su suerte, pueden comer, gracias a las limosnas de los fieles.

P.D.: En la India hay cerca de 45 millones de viudas condenadas al ostracismo, marginadas socialmente y sin recursos económicos. Más de la mitad son jóvenes entre 15 y 19 años, sin ningún futuro. La mayoría son analfabetas que no conocen sus derechos y viven de la caridad…”

Existe una película que se llama “Agua” de la directora Deepa Meetha. Es la historia de Chuyia, una niña india de 8 años que se queda viuda y es obligada a ingresar en un “ashram”, una casa para viudas, donde pasará el resto de su vida. Como viuda, según los escritos sagrados hindúes, debe expiar las faltas que causaron la muerte de su marido.